Otra dominicana asesinada en los Estados Unidos. La forma como la encontraron fue espantosa. VIDEO Y FOTOS

Yahaira González Rodríguez, una madre dominicana de 33 años de edad, fue asesinada en el apartamento donde vivía en un complejo de viviendas en el suburbio de Terrytown en el distrito Jefferson Parrish, y situado en la cuadra 2100 de la calle Empire Place, el Lunes a las 11:30 de la mañana.

Loading...
El cadáver, estaba encima de un charco de sangre y su lado, el hijo de la víctima de 4 años de edad. La escena fue descubierta, después que la arrendataria de la vivienda, Sofía Sánchez, estaba en busca de Yahaira para cobrarle la renta del mes que supuestamente le adeudaba.

Al tocar la puerta y ver que nadie respondía ni abría, Sofía , habló con un vecino quien vio al niño abriendo una de las persianas. Al observar hacia adentro, ambos quedaron atónitos por el macabro hallazgo.

“El cadáver estaba en un charco de sangre”, le dijo la señora Sofía a medios locales. La puerta estaba cerrada por dentro y la policía tuvo que romper la cerradura para poder entrar al apartamento.

No fue sino hasta este martes en la tarde que la Oficina del Médico Forense en Terrytown (New Orleans), confirmó la identidad de la dominicana, luego que parientes revelaron el nombre a la prensa.

La policía ni el forense, han dado detalles sobre el crimen ni han aportado datos sobre el tipo de arma usada, la cantidad de heridas, el tiempo que tenía muerta o un posible móvil que llevara al o los asesinos a matarla.

Ella había emigrado desde la República Dominicana hacía varios años, dijeron vecinos a canales de televisión en New Orleans. El menor no resultó con lesiones.

Al cierre de esta crónica, nadie había sindicado como persona de interés o eventual sospechoso por el homicidio de la madre dominicana. Tampoco se han hecho arrestos.

Lo peor de todo es que los detectives todavía están buscando pruebas y no han determinado el motivo o posibles sospechosos en la investigación del homicidio.

El lunes por la tarde, su cuerpo fue sacado del apartamento por oficiales del médico forense y metido en una bolsa plástica azulada.

Algunos de los que la conocían la describen como una dominicana trabajadora, que se había mudado a New Orleans en busca de trabajo, después que se separó del marido en Mississippi.

El administrador de un hotel cercano, quien conocía a la víctima, dijo que ella había hecho un hábito de tomar una taza de café con un vecino cada mañana desde que había entrado en el complejo de apartamentos hace aproximadamente dos meses.

Pero después de haber sido visitada por un hombre no identificado el sábado, González no fue el domingo ni el lunes al hotel.

El periódico local The Advocate, dijo que entrevistó por teléfono el lunes a un hombre que se identificó como Jhoel Ferreras, esposo de la víctima y que estaba en camino a Mississippi.

Mas Populares

Loading...

Compartir En

Estos Te Van A Gustar

ATRAS
« Prev Post
Siguiente
ATRAS Post »