Ella sufría una grave enfermedad y le avergonzaba salir a la calle, pero algo cambiaría su vida para siempre

El cambio es tan radical que queda irreconocible.
Sophia Ridlington es una chica de 22 años que ha sufrido desde su adolescencia, una condición que le afecta toda la piel del cuerpo. Esta joven de Grimsby, Lincolnshire, Inglaterra, sufre de frecuentes brotes de psoriasis, lo que hace que su piel se agriete y sangre constantemente. Sobretodo en los inviernos, ella no podía ni mirarse al espejo, se sentía desolada y muy insegura consigo misma.
Publicidad



Incluso, su antigua pareja la dejó porque no aguantó verla con esa apariencia.

“Mi ex novio no se apegaba a mí y eso me rompía el corazón todo el tiempo. No me apreciaba por lo que era”.
Su autoestima se debilitó a tal grado que ya no quería ser vista por nadie. Las manchas rojas aparecían en sus manos, su cuello, y en todos lados, y no encontraba manera de ocultarlas.
“La familia por parte de mi padre tiene psoriasis también así es que ellos me ayudaron cuando recibí mi diagnóstico. Mi piel se vuelve como de arcilla, y me han recetado crema de esteroides que limpia mi piel, pero es sólo temporal.

Por desgracia la psoriasis es permanente y puede volver en cualquier momento”.

“Solía ​​usar mangas largas o pantalones largos cada vez que salía de la casa. Es muy difícil tener gente mirándote todo el tiempo como si fueras diferente a ellos”.

Sin embargo, Sophia encontró un nuevo hobby que le cambiaría la vida para siempre.
“Realmente lo que más me preocupaba era mi rostro que es lo que todos ven. Mi piel generalmente se rompe y sangra, lo que me causa mucho dolor, pero ahora he aprendido a cubrirla apropiadamente“.

Amo maquillarme, me permite focalizarme en eso. Cuando tengo todo mi maquillaje, es difícil sentir que hay algo que podría salir mal“.

Ahora ya con experticia en el tema, ella quiso hacer un experimento:

“Decidí cubrir la mitad de mi rostro en maquillaje, y dejar la otra destapada, para que la gente pueda ver lo diferente que luzco.

Y es realmente impresionante la diferencia.

Lo importante es que a la vez que se maquilla con gran producción, Sophia intenta cuidar lo que más puede su piel.

“Hidrato mi rostro y genero una barrera entre la piel y el maquillaje, para asegurarme que los productos no irriten mucho mi piel.

He pasado mucho tiempo haciendo esto y se ha convertido en un gran hobby.

Ella estudió maquillaje y efectos especiales en la ciudad de Grimsby, y el verano pasado, decidió compartir fotografías de su rostro y su transformación en la web.

Hoy ha armado un buen negocio de todo esto.

“He recibido tanto apoyo en las redes sociales, y siempre me preguntan cómo me las arreglo.

Le ruego a cualquier chica que tenga psoriasis y se cubra el rostro con maquillaje, que lo hidrate antes de transformarse.

Espero poder incentivar a las personas que estén en una situación similar, a sentirse cómodas con su psoriasis“.

Creo que si bien todos deberíamos aceptarnos por cómo somos, esta solución hizo sentir mucho más cómoda a Sophia, e incluso encontró su pasión y lo que quería ser en la vida: maquillador profesional.

¿Crees que es una buena solución la que tomó Sophia?

Mas Populares

Loading...

Compartir En

Estos Te Van A Gustar

ATRAS
« Prev Post
Siguiente
ATRAS Post »