Dos atletas femeninas en Río de Janeiro salen del closet y se dan amor-[FOTOS+VIDEO]

Marjorie Yuri Enya le pidió la mano a su novia, la jugadora de la selección brasileña olímpica de rugby a 7. "¡Dijo que sí!", exclama

Para la voluntaria de los Juegos de Rio Marjorie Yuri Enya, "uno de los peores prejucios (contra el amor homoafectivo) es la invisibilidad".

Responde a EL MUNDO por Facebook, a punto de irse a dormir más feliz que nunca en su primera noche como prometida. Unas horas antes, le pidió la mano a su novia, la jugadora de la selección brasileña olímpica de rugby a 7 Izzy Cerullo, en el estadio de Deodoro después de la entrega de medallas. "¡Dijo que sí!", exclama.

Aunque Brasil terminó en noveno lugar, el clima de fiesta se extendió por todo el equipo tras la confirmación de la boda en la primera edición olímpica del rugby a siete. "Me fui al centro del campo, había un presentador y me dio un micrófono.
Hice un discurso rápido, una declaración de que me hace la mujer más feliz del mundo y expliqué que uno de los motivos para hacer eso allí era demostrar que 'love wins'", cuenta Marjorie, que acabó de decidirse por esta forma especial de pedir la mano de Izzy durante la ceremonia de apertura de los Juegos.

"Durante la noche de la ceremonia vi claramente que la historia sería abrazada y contada de una forma digna.

Era una forma de mostrar también que el espíritu olímpico hace del mundo un lugar mejor", explica. Marjorie conoció a Izzy porque trabajaba de gerente en la selección brasileña en que su actual novia es jugadora. "Teníamos mucho en común", cuenta, "aunque no puedo contar mucho de cómo empezó el amor porque es mirar a una persona y saber que lo va a cambiar todo para ti". De todos modos, cree que fue en 2015, después de los Juegos Panamericanos de Toronto en que Brasil ganó un bronce el momento en que sintió "que no había vuelta atrás" durante un viaje de una semana en Nueva York.

"Sueño con el día en que una declaración de amor no sea un acto de militancia, pero mientras no tengamos los mismos derechos y la misma visibilidad y respeto por parejas de mujeres, si quieren llamar lo que hice como un acto político, no voy a discutir", reflexiona Marjorie, que defiende el rugby como "un deporte especial porque vive todos los días valores como el respeto, la integridad y la solidaridad y no sólo de boquilla". "Por eso parece un deporte más abierto a la diversidad".

Entrevistada por el medio brasileño globoesporte poco después de la petición en el estadio, la jugadora explicó su asombro: "Pensé que me tocaba hacer una entrevista, no sé cómo he caído en esa. (...) Pensé que iba a dar esa entrevista rápido porque tenía hambre. Y entonces ella empezó a hablar, yo comencé a llorar...Ella comenzó el discurso y yo ya sabía lo que estaba por venir.

Me puse muy feliz y no lo pensé dos veces". Y se besaron frente a las cámaras. La pareja se va a dormir con un recuerdo imborrable de los Juegos de Rio y del 9 de agosto de 2016 a partir de mañana tendrán que decidir cuál será la próxima fecha de sus vidas.

Mas Populares

Loading...

Compartir En

Estos Te Van A Gustar

ATRAS
« Prev Post
Siguiente
ATRAS Post »